Entre rumores sobre su posible salida llegó Ricardo Serrano

Los Saraperos de Saltillo vivieron su segundo día de pretemporada en el Daniel Gutiérrez de Ramos Arizpe, donde un aproximado de siete nuevos jugadores se pusieron a las órdenes de Roberto “Chapo” Vizcarra para iniciar su preparación de cara a la campaña 2022 de la Liga Mexicana de Beisbol. Una de las novedades en el campo de entrenamiento fue Missael Rivera, joven de reciente incorporación a la Nave Verde, procedente de los Algodoneros de Unión Laguna, quien viene de ser campeón de la Liga Mexicana del Pacífico con los Charros de Jalisco del “Chapo” Vizcarra; se perfila para ser el parador en corto titular del Sarape. “ Estoy muy agradecido con Saraperos, un equipo con tanta tradición que me haya abierto las puertas me tiene muy contento y vengo con la mejor disposición. Se dio un campeonato muy importante en el invierno, quiero ganar todo lo que se pueda en mi carrera, físicamente estoy en mi mero punto”, declaró. Entre rumores sobre su posible salida llegó Ricardo Serrano, veterano que cumplirá su tercera campaña con Saltillo. El “Topo” viene de agenciarse el guante de oro en la tercera base de la Liga Mexicana del Pacífico con los Sultanes de Monterrey, luego de tener un promedio de fildeo de .988. Otra de las piezas firmes anunciadas por el Sarape este año es Javier Solano, quien se apunta para ser uno de los estelares de la rotación abridora. Va por su novena temporada en la LMB tras su paso por los Tigres de Quintana Roo y su reciente coronación con los Charros de Jalisco en el invierno. “ Vengo a dar mi 100 por ciento cada salida, llegar lo más lejos que se pueda, siete u ocho entradas, darle la bola al cerrador y llevarnos la victoria. Sabemos que todos los equipos se han reforzado muy bien, el line up de Saraperos está muy fuerte y sabemos que podemos llegar lejos”, indicó.
Artículo Anterior Artículo Siguiente