la cantera por hacer uso de términos racistas en un chat.

Este lunes ha trascendido que el Bayern Munich despidió a uno de sus utileros por dirigir comentarios racistas a dos jugadores del primer equipo: al alemán Serge Gnabry, así como al camerunés Eric Maxim Choupo-Moting. Sus palabras fueron escuchadas por otros empleados del club, quienes se lo hicieron saber a la dirección, que no dudó en rescindir su contrato. Esta información la dio a conocer el diario alemán Bild, quien señaló que el trabajador llevaba 10 años de servicio dentro de la escuadra bávara, lo cual no le sirvió de nada tras cometer esta grave falta. De acuerdo a lo que señala el medio, el utilero se encontraba mostrándole su lugar de trabajo a su hija cuando se encontró con ambos futbolistas. Tras pasar Gnabry y Choupo-Mouting al lado suyo, el empleado dijo “No es necesario que me los lleves a casa” en tono de broma. El utilero fue reportado por otros trabajadores ante la dirección del club, la cual decidió darlo de baja inmediatamente. A pesar de esta situación, el conjunto alemán no ha emitido ningún comunicado sobre lo sucedido, por lo que pudo haberlo resuelto únicamente de manera interna. Esta no es la primera vez que el Bayern Munich despide a un trabajador por racismo. En 2020 decidieron acabar con el contrato de un entrenador de la cantera por hacer uso de términos racistas en un chat.
Artículo Anterior Artículo Siguiente