Sin título

El Barcelona sufrió una auténtica ‘invasión’ en su último duelo de Europa League. La escuadra azulgrana perdió la serie de Cuartos de Final contra el Eintracht Frankfurt y, por si fuera poco, vio como muchas de las localidades se pintaron de blanco en una noche para el olvido en el Camp Nou. Lo extraño de aquel encuentro fue que parecía más estadio de los alemanes que de los culés, lo cual despertó la curiosidad de todos los medios hasta que se develó que muchas entradas fueron revendidas a los visitantes. Como en todo duelo internacional, el Barcelona había puesto a disposición de los visitantes 5 mil entradas, sin embargo, se calcula que llegaron a entrar más de 30 mil aficionados del Frankfurt, lo cual violó el protocolo de la UEFA al poner en peligro a los aficionados de ambos equipos. Esta situación fue investigada por el equipo y el presidente, Joan Laporta, dio a conocer cómo fue que el Camp Nou se pintó de blanco el pasado jueves, cuando el Barcelona cayó en la Europa League. Así se ‘colaron’ los alemanes al Camp Nou En primer lugar, el Barcelona reconoció que puso en marcha un sistema que bloqueaba las direcciones IP y tarjetas bancarias de Alemania para este encuentro, sin embargo, esto saturó el servidor e hizo que la seguridad del sitio desapareciera, por lo que varios pudieron comprar sus entradas. Algunos otros que no consiguieron sus boletos en línea acudieron a la reventa, en la que estarían involucrados unos 7 mil 800 socios que consiguieron las entradas con un descuento para después ofertarlas a los alemanes. Por otro lado, 3 mil 760 entradas fueron vendidas por una empresa de turismo, la cual, según el equipo “actuó con mala praxis”. Otras mil 500 se dieron en taquillas y 23 mil 427 mediante la página web.
Artículo Anterior Artículo Siguiente