“La cancha de arcilla es la superficie en la que crecí

El número uno del tenis mundial, el serbio Novak Djokovic, que volverá a la competición en el Masters 1000 de Montecarlo, aparcó su puesta a punto en las pistas de tierra para disfrutar de un rato de ocio con los futbolistas del París Saint-Germain Neymar y Marco Verratti. Las dos estrellas del líder de la Ligue 1 acudieron al club monegasco a presenciar la jornada de este lunes. Aprovecharon la ocasión para compartir el tiempo con Djokovic, que mostró sus habilidades también en el futbol. El número uno del mundo cogió una gran bola de tenis, que suele ser adquirida por los aficionados como recuerdo, y dio unos toques con los pies. El serbio, el brasileño y el italiano se pasaron la pelota uno a otro observados por numerosos seguidores presentes en el recinto. Djokovic, gran aficionado al futbol, mostró sus habilidades con el balón. Neymar y Verratti aprovecharon el día de descanso con su club para acudir al torneo de tenis. Coincidieron también con el tenista brasileño Marcelo Melo y el alemán Alexander Zverev Novak Djokovic, que ha ganado dos veces en Montecarlo, retoma la competición este martes. Su debut será en segunda ronda contra el español Alejandro Davidovich. El serbio no compite desde hace un mes y medio. Desde que fue eliminado en los cuartos de final de Dubai. Solo ha disputado tres partidos en lo que va de año. La decisión de las autoridades de Australia de impedirle jugar el primer Grand Slam de la temporada por su negativa a vacunarse de la covid marcó el inicio de año del balcánico, que tampoco pudo disputar los Masters 1000 de Indian Wells y Miami. A pesar de su escaso rodaje, Djokovic mantiene el número uno, que durante tres semanas pasó a manos del ruso Daniil Medvedev. “Todavía me siento motivado para estar en el circuito y competir con jugadores jóvenes y desafiar a los mejores jugadores del mundo por los títulos más importantes”, dijo Djokovic en su conferencia de prensa previa al torneo. “Estoy muy contento de estar aquí y Mónaco ha sido mi hogar durante más de 10 años. He estado esperando ansiosamente el momento en que volveré a competir, así que este es el mejor lugar donde podría comenzar”, indicó. “La cancha de arcilla es la superficie en la que crecí en Serbia y jugué muchos años solo en esa superficie. Históricamente no ha sido mi superficie más exitosa, pero he tenido unos grandes resultados también en arcilla. La victoria de Roland Garros el año pasado todavía está fresca en mi memoria, así que trato de usar eso como inspiración para comenzar la temporada de tierra batida de la mejor manera posible”, reconoció. “Entiendo que probablemente no estaré en mi mejor momento al comienzo de esta semana. Todavía estoy construyendo mi juego y eso me llevará algo de tiempo. Necesito algunos partidos para coger ritmo y encontrar el juego competitivo que realmente necesito”, destacó.
Artículo Anterior Artículo Siguiente